Las Familias Importan - Análisis Top Family

Las Familias Importan: Diseñando «Medios» para la Era Digital

Este estudio documenta cómo las familias con niños pequeños están integrando los medios digitales en su ritmo de vida cotidiana. Los resultados de una encuesta a nivel nacional (en los Estados Unidos de América) a más de 800 padres de niños de 3 a 10 años revelan cómo los padres se sienten con relación a la crianza de los niños en la era digital.
El estudio proporciona una mayor comprensión de las estadísticas a través del sondeo de cómo las actitudes de los padres hacia la tecnología, junto con los valores familiares, las rutinas y las estructuras, están dando forma a las experiencias de los niños pequeños utilizando los medios digitales.

Esta investigación asume un punto de vista global del desarrollo y del aprendizaje, es decir, considera múltiples y diferentes ámbitos de influencia – desde los padres a los compañeros, desde el contexto social al económico- en los que el niño se desenvuelve durante su crecimiento.

Las principales conclusiones del estudio son:

 

1.- Los factores externos al hogar determinan las experiencias de los niños con los medios digitales.

Los factores institucionales determinan los horarios de trabajo de los padres y los servicios de guardería, que a su vez afectan la cantidad de tiempo que los padres pueden dedicar a las actividades con sus hijos basadas en medios digitales. Los factores culturales permiten priorizar ciertas actividades (por ejemplo, la socialización con amigos y familiares) sobre otras (por ejemplo, jugar solos a los videojuegos). Y las historias personales de los padres -lo que jugaban cuando eran pequeños, la forma en que
aprendieron a manejar las nuevas tecnologías por primera vez, y sus propias experiencias creciendo entre hermanos mayores, por ejemplo-, inevitablemente, configuran el estilo de crianza de los hijos y la intervención en dicha crianza de los medios digitales.

2.- Los padres prefieren participar en actividades con sus hijos que involucren medios tradicionales.

Dos tercios de los niños pequeños juegan con consolas de videojuegos conectadas a la TV, pero sólo la mitad (52%) de los padres juegan con ellos. Las actividades que más realizan los padres con sus hijos –ver TV (89%), leer libros (79%) y jugar juegos de mesa (73%)- están relacionadas con lo que ellos (los padres) más disfrutan haciendo. En otras palabras, los padres no están participando en las actividades relacionadas con los medios digitales porque no encuentran placer en ellas.

3.- No todos los medios digitales son iguales a los ojos de los padres.

Los padres calificaron a las actividades basadas en ordenadores como valiosas para el aprendizaje de los niños pequeños, pero una sorprendente mayoría también piensa que los videojuegos desarrollan habilidades importantes para el éxito escolar. Los teléfonos móviles son vistos como menos valiosos para el aprendizaje, y es el dispositivo más prohibido por los padres para ser utilizado por niños pequeños; las consolas portátiles de juegos y reproductores de MP3 son mucho más aceptados que los móviles. Estos
las percepciones se basan en los padres aún están evolucionando en la comprensión de lo que sus hijos deberían estar haciendo con los medios digitales a ciertas edades. Esta comprensión es lenta en relación a la rápida evolución de la tecnología.

4.- Los padres se preocupan acerca de la interferencia de los medios digitales en el desarrollo saludable de los niños pequeños.

Cincuenta y nueve por ciento de los padres creen que la tecnología digital evita que los niños tengan acceso al ejercicio físico, mientras que el 53% están preocupados por la seguridad y privacidad infantil “online”. Y 40% cree que las actividades mediáticas interfieren en las relaciones personales.

5.- Sin embargo, la mayoría de los padres no creen que sus propios hijos están en riesgo.

Sólo 18% de los padres indicaron que sus propios los niños pasan demasiado tiempo con las nuevas tecnologías.

¿Por qué la aparente paradoja? Los padres parecen ser inconscientes de cuánto tiempo consumen sus hijos con las NT. Ordenadores portátiles, reproductores MP3 y dispositivos portátiles de juego tienden a ser utilizados en el exterior de los hogares, y los padres se conforman con tener la TV en un lugar común a toda la familia para saber cuándo y qué ven sus hijos y por cuánto tiempo. Esto les parece suficiente.

6.- Casi dos tercios de los padres restringen a sus hijos el uso de los medios digitales basados en la improvisación propia de la casuística.

La multiplicidad de nuevas plataformas y la rápida tasa de cambio y actualización de las mismas puede explicar por qué tantos padres no imponen un conjunto de reglas.

Ellos lo encuentran innecesario o simplemente imposible. El 22% dice que no tienen reglas estrictas en relación a lo que sus hijos pueden hacer con los medios digitales disponibles en casa y un 8% dicen que tienen reglas, pero no siempre las hacen cumplir. Sólo 7% de los padres dicen que no tienen reglas.

 

Recomendaciones derivadas de la investigación.

 

Las Familias Importan - Análisis Top Family1.- Trazar un mapa del desarrollo de los niños y su relación con las nuevas plataformas.

Los niños de hoy tienen acceso a una amplia gama de medios digitales o plataformas diseñados originalmente para uso en adultos.

Así como los investigadores hicieron para la televisión, las características convencionales y los contenidos de estas nuevas plataformas deben ser asignadas de acuerdo con el desarrollo cognitivo y social de los niños y ahora incluso con las capacidades motoras y visuales, teniendo en cuenta el amplio repertorio de “gestos” disponibles en los medios digitales y «los sistemas de juego en 3D.

2.- Llevar a cabo investigaciones sobre el potencial de aprendizaje asociado a las nuevas plataformas.

Millones de dólares e innumerables horas han sido invertidos en el estudio del potencial de los videojuegos en el fomento del aprendizaje. Este gran trabajo de investigación puede, en parte, explicar por qué 69% de los padres que se encuestaron creen que algunos juegos pueden desarrollar habilidades académicas.

Los tecno entusiastas están reclamando que los dispositivos móviles tienen un gran potencial para transformar el aprendizaje, pero todavía hay que acumular la investigación necesaria para alterar las percepciones de los padres sobre los dispositivos móviles y otras plataformas emergentes.

3.- Investigar sobre la nueva manera de “mirar juntos” (coviewing)

En la década de los 70, los investigadores descubrieron que los niños cuyos padres hablaban de Plaza Sésamo, aprendían más de la serie de TV. Ahora, con más de dos tercios de las madres incorporadas a la vida laboral y más plataformas llevando (como nunca antes) medios de comunicación a los hogares, los niños cada vez con más frecuencia se involucran con los “medios” por sí mismos, a edades más tempranas, y por períodos más largos de tiempo. Hoy, los investigadores deben centrar su atención
en los dispositivos móviles, los mundos virtuales, libros electrónicos y otras nuevas plataformas, y las formas en que los abuelos, hermanos mayores, y otros miembros de la familia pueden apoyar el proceso de aprendizaje de los niños.

Recomendaciones a la industria.

 

1.- Diseñar con el niño en la mente.

La mayoría de los productores de medios digitales infantiles están en sintonía con las interacciones entre el jugador y la plataforma, pero prestan poca atención a los factores institucionales (familia, escuela), económicos y culturales que invariablemente configuran estas interacciones.

2.- Crear videojuegos que sean atractivos tanto para hijos como para padres.

Los productores necesitan trabajar en la creación de experiencias que atraigan a padres e hijos, es así como los productores de Plaza Sésamo intencionalmente escriben buen humor para adultos en el show para animarlos a verlo con sus hijos en edad preescolar.

3.- Fomentar el trabajo en equipo de la familia

A menudo se culpa a los medios digitales por desplazar el tiempo que los niños pasan en conversaciones personales (cara a cara).

Sería recomendable que los productores diseñen juegos que requieran compañeros de carne y hueso para jugar.

4.- Pensar fuera de la caja (think outside the X-Box).

Los productores deberán utilizar la tecnología para comprometer a los niños en las muchas actividades (socialización, ejercicio al aire libre, actividades académicas, y juego creativo) – que los adultos temen que los medios digitales están desplazando de vida de sus hijos.

5.- Aprendizaje en cualquier momento y lugar.

Los dispositivos móviles pueden mejorar el el aprendizaje porque permiten a los niños tener el soporte externo necesario, tanto en su casa como en la escuela como en la casa de la abuela y así tener continuidad ininterrumpida en el aprendizaje.

6.-Diseñar para que los padres de la era digital no se sientan culpables.

Los productores deben imaginar y construir dispositivos que permitan a los padres participar en actividades con los medios digitales de forma interactiva con sus hijos, ya sea una habitación o mil millas aparte. La movilidad, especialmente por cuestiones de trabajo, es una realidad y los hijos pasan algún tiempo alejados de su padre o de su madre y la tecnología debe servir para acercarlos.

 

Título: Families Matter: Designing Media for a Digital Age
Esto es un estudio de Lori M. Takeuchi
Cuándo: Mayo 2011
Para: The Joan Ganz Cooney Center
www.joanganzcooneycenter.org/
El estudio completo en: www.joanganzcooneycenter.org/upload_kits/jgcc_familiesmatter.pdf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.